martes, 20 de octubre de 2015

UNA FP CON FUTURO Y EN RED

Somos miles los profesores de Formación Profesional con una larga experiencia o con prácticas docentes que merecen ser compartidas. Pese al impulso permanente, con mayor o menor acierto, que las autoridades educativas y los gobiernos desean dar a la FP, seguimos siendo una etapa educativa que destaca por la falta de conexión entre sus profesionales.

redFP FP futuro
Muchos centros educativos de Formación Profesional trabajan de forma aislada, ya sea por las características propias de la familias profesionales que imparten o por el carácter, cultura o idiosincracia de cada una de estas escuelas profesionales.

Es innegable la ingente tarea formativa y educadora que ha supuesto la Formación Profesional en nuestro país, desde la antigua FP I y II con origen en la Ley General de Educación (1970), pasando por la LOGSE (1990) hasta la LOMCE (2013) actual. Han pasado miles de alumnos por los centros de Formación Profesional; alumnos que han podido iniciarse en un oficio, que han descubierto una vocación o que incluso han decidido continuar con estudios universitarios. El carácter social de la FP ha sido y es una constante en muchos centros de Formación Profesional específica.


Los medios materiales obsoletos, la falta de actualización del profesorado, una relación más estrecha con las empresas o la escasa influencia del profesorado de FP en las nuevas normas educativas, son algunos de los puntos débiles de nuestro sistema de formación profesional.

Afortunadamente, el número de alumnos matriculados en ciclos de grado medio y superior ha crecido exponencialmente en los últimos años. La crisis económica, el desempleo y la buena inserción laboral de muchos titulados en FP han sido de gran ayuda para redescubrir esta etapa educativa.

Por otro lado, la orientación de la FP hacia el modelo germano dual, con tantas adaptaciones como comunidades autónonomas, no favorece la mejora de un sistema de Formación Profesional que no tiene claro su futuro. Si a ello le añadimos una FP Básica en entredicho y una nueva contrareforma educativa a la vista, nos podemos encontrar con un horizonte de varios años desaprovechados.

El fomento de las relaciones inter e intracentros, la colaboración estrecha con las empresas, el fomento de unas FCT remuneradas con la implicación de la empresa, la formación de los docentes aplicada al mundo del trabajo, la flexibilidad en el cambio de títulos y módulos profesionales de cada ciclo, así como la asunción necesaria de un cambio pedagógico que suponga el aprovechamiento de las horas lectivas en el aula y una evaluación por competencias, son imprescindibles para una FP renovada y con visión de futuro.

Por el momento, sólo nos queda esperar y confiar en nuevas medidas, con la contribución de los centros de formación, que incidan en la apuesta por una FP de prestigio. Una Formación Profesional que sea un caladero de futuros empleos y la opción principal de los jóvenes que desean continuar formándose.

Como docentes, interesados en la mejora, siempre nos queda seguir compartiendo nuestra práctica docente, ya sea a través de las redes sociales, blogs personales o encuentros educativos. Las aportaciones individuales son fundamentales para que, dentro de cada familia profesional, sigamos evolucionando al mismo ritmo que la realidad económica y social.

Te animo a compartir tus recursos propios con la etiqueta #redFP en las redes sociales o a través de este repositorio colaborativo con tus aportaciones docentes:


El prestigio de la FP es también responsabilidad de cada uno de sus docentes: todos tenemos algo que aportar. 

photo credit: abstraction in the net via photopin (license)

5 comentarios:

  1. Felicidades por la aportación Oscar.
    Coincido contigo en que es la gran fortaleza de nuestra FP. La colaboración en general y el conocimiento compartido son los hechos diferenciadores que están manteniendo el nivel en nuestras enseñanzas incluso contra del empeño de muchas administraciones.
    Nos toca, como siempre, achuchar nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Miguel! Como bien dices podemos diferenciarnos gracias al conocimiento compartido. Pero aún queda mucho que hacer en este sentido. El trabajo en equipo y los recursos libres son un aspecto a mejorar urgentemente.
      Y sí, seguiremos achuchando. Si nos dejan... :)

      Eliminar
  2. Necesitamos rehacer el concierto Educación-Economía-Empresas, y tener mucha confianza

    ResponderEliminar
  3. Necesitamos rehacer el concierto Educación-Economía-Empresas, y tener mucha confianza

    ResponderEliminar
  4. Desde luego, no se puede negar que ha sido ingente la tarea formativa y educadora que ha supuesto la Formación Profesional en España, más en estos tiempos de crisis y con los perfiles de alumnos que suelen prepararse en la FP: estamos con todos los profesores y formadores que han trabajado en esta tarea: adelante que en FP A DISTANCIA os apoyamos y deseamos que se os reconozca esta labor

    ResponderEliminar