miércoles, 6 de mayo de 2015

La Formación Profesional del siglo XXI

http://www.aulascreativas.net/blog/la-formaci%C3%B3n-profesional-del-siglo-xxi
Aulas Creativas es una comunidad de profesores, como la nuestra,  que intenta Inspirar a los educadores a fomentar la creatividad en las aulas y potenciar la innovación en educación.

Aulas Creativas es un lugar de encuentro donde profesores y educadores pueden descubrir nuevas propuestas, compartir ideas, reflexionar sobre diferentes temas educativos y dejarse llevar por la pasión e ilusión de otros profesores, creadores y artistas.

En esta ocasión, nos presentan a nuestro compañero Óscar Boluda, coordinador de Nuevas Tecnologías (TIC y TAC) y profesor en la Escuela Profesional Xavier en Valencia. Oscar posee 15 años de experiencia docente en Formación Profesional y está convencido del uso de metodologías activas en el aula.

¿A qué retos se enfrenta la FP actualmente?


El mayor reto está en el profesorado. Las actualizaciones curriculares no tienen validez si no nos actualizamos los docentes. La formación permanente es más necesaria que nunca en alumnos, profesores o en cualquier otro empleado. Por otro lado, la relación empresa y centro educativo debiera estrecharse aún más. Los docentes de FP necesitamos pisar más el mundo de la empresa a través de estancias formativas u otras iniciativas privadas o públicas.

¿Persigue los mismos objetivos que hace 20 años?


Básicamente sí. El objetivo de la Formación Profesional es capacitar al alumno para el desempeño de una profesión. Ahora las empresas demandan perfiles profesionales muy cualificados y mano de obra flexible. Se exige más a los alumnos recién titulados, pese a unas condiciones laborales que van en retroceso en las prácticas o nuevos contratos. Esta flexibilidad sí es algo nuevo en la FP. Hay que continuar modernizando los ciclos formativos y mentalizar al alumno, y al profesorado, de que los contenidos pueden variar. Ahora una actitud positiva ante el cambio es vital en el mundo profesional.
Ahora una actitud positiva ante el cambio es vital en el mundo profesional.

Independientemente de esto, las empresas siguen buscando personas y profesionales responsables. De ahí la importancia que otorgamos, cada vez más, a las competencias personales del alumno: respeto, trabajo en equipo, gestión de conflictos, cortesía, asistencia y puntualidad, identidad digital, etc.

¿Arrastra algunos tópicos del siglo XX?


Cada vez menos. Gracias a la LOGSE, la FP se convirtió en una vía académica interesante. Los nuevos ciclos formativos siguen siendo una opción con altas tasas de empleo. Los ciclos de grado superior tienen un alto nivel de exigencia, ya no son una puerta trasera para malos estudiantes. Hoy en día, muchos alumnos se acercan a la FP atraídos por una oferta académica interesante y vinculada a la realidad; algo que no suele ocurrir en la educación secundaria y universitaria.
Los ciclos de grado superior tienen un alto nivel de exigencia, ya no son una puerta trasera para malos estudiantes.

Ahora estamos en un momento crítico. La LOMCE puede retrotraernos a la época previa a la LOGSE. Se contempla una FP básica como vía para los alumnos con fracaso escolar. Está por ver si la FP vuelve a ser un coladero para “encauzar” alumnos por parte de las administraciones.

¿Qué posibilidades tienen los docentes de llevarla más allá?


Tenemos más posibilidades que nunca para transformar la educación. Nuestro Entorno Personal de Aprendizaje se ha extendido considerablemente desde la aparición de Internet. Los recursos materiales disponibles en la red, así como las comunidades de aprendizaje que surgen en Twitter o a través de blogs personales o colaborativos, como RedFP.org, son la mejor palanca de cambio para cualquier docente.
La tecnología ayuda y actualiza nuestra práctica docente, pero, sin formación metodológica, no puede haber mejora.

Eso sí, son necesarias más iniciativas que incidan en la formación pedagógica del profesorado con la tecnología como herramienta habitual en las aulas. La tecnología ayuda y actualiza nuestra práctica docente, pero, sin formación metodológica, no puede haber mejora.

¿Qué han supuesto las nuevas tecnologías en la formación profesional?


Se ha avanzado mucho, no hace mucho era impensable que todos los profesores se comunicaran vía correo electrónico. Con pocas horas de formación el profesorado puede adquirir unas competencias digitales básicas. En mi centro, la Escuela Profesional Xavier, se trabaja diariamente con las TIC en el aula. Independientemente de la familia profesional, los docentes están mentalizados de la necesidad de actualizar su formación tecnológica.

Aún así hay algunas cuestiones logísticas y organizativas mejorables en todos los centros educativos: escaso tiempo para formación, deficiente oferta de las operadoras para el acceso a Internet y/o débil infraestructura Wi-Fi, etc.
El alumno como protagonista de su propio aprendizaje usando la tecnología para dotarlo de mayor autonomía. El profesor es ahora un gestor de contenidos que trabaja y aprende junto con sus alumnos.

Personalmente, soy un defensor del uso de metodologías activas en el aula. El alumno como protagonista de su propio aprendizaje usando la tecnología para dotarlo de mayor autonomía. El profesor es ahora un gestor de contenidos que trabaja y aprende junto con sus alumnos.

¿Consigue la FP adaptarse a las necesidades del mundo laboral?


La FP está muy cerca de la realidad de la empresa. Gracias a las FCT -Formación en Centros de Trabajo- los alumnos pueden practicar los conocimientos adquiridos. Incluso las escuelas, pueden conocer de primera mano qué exigencias técnicas precisan para sus futuros empleados. Sólo hace falta ver las altas tasas de colocación de los estudiantes de Formación Profesional en comparación a otros estudios.
La Formación Profesional necesita una línea de trabajo bien definida, sin experimentos ni cambios legislativos constantes, que cuente con el consenso de todas las partes.

Aún así, sigo insistiendo en que los docentes debemos hacer un esfuerzo para actualizar nuestras competencias profesionales y didácticas. Podemos sacar provecho de una experiencia académica de muchos años, actualizando al mismo tiempo, nuestra práctica docente. La Formación Profesional necesita una línea de trabajo bien definida, sin experimentos ni cambios legislativos constantes, que cuente con el consenso de todas las partes.
Para más información podemos ver parte de sus reflexiones en su blog: Efepeandor: reflexionando con urgencia sobre educación, FP y nuevas tecnologías, en su cuenta de facebook y en la web de la escuela Xavier en la que trabaja.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por compartir tu punto de vista sobre la FP actual, es francamente interesante.

    ResponderEliminar