jueves, 25 de septiembre de 2014

¿Qué puede aportar la Formación Profesional a un universitario?. Raúl Galán nos cuenta su experiencia




Raúl Galán es Ingeniero Técnico Agrícola. Tras su paso por la Universidad Politécnica de Madrid realizó un Ciclo Formativo de Grado Medio en la Escuela de la Vid, en la Casa de Campo de Madrid.

Raúl nos cuenta cómo fue su experiencia y cómo la Formación Profesional enriqueció su perfil profesional.

Hola, Raúl. Tu perfil, el del universitario que realiza posteriormente un ciclo formativo, es cada vez más frecuente en nuestras aulas ya sea por las altas tasas de desempleo o por otros motivos, como la necesidad de complementar una formación previa. Desde Red FP te agradecemos que nos hables sobre esta experiencia; seguramente pueda ayudar a nuestros alumnos, presentes o futuros, en la toma de decisiones en cuanto a su formación y  su carrera profesional.


¿Cuál fue la metodología que seguían los profesores en la Universidad? ¿Te preparó la carrera para el mercado laboral que encontraste al acabar?

Mayoritariamente, explicaciones teóricas con pizarra (de las de antes, las que usabas con tiza, nada de pizarras electrónicas) y, a veces, proyección con diapositivas. Había excepciones, algunas materias, como Topografía, eran mucho más prácticas y se disfrutaba un montón por ello, aparte de aprender el doble.

No era una preparación real para el mercado laboral. De allí salías sin haber montado en un tractor, ni distinguías el trigo de la cebada. En mi caso, eso se paliaba bastante porque por motivos familiares siempre he estado en contacto con el campo y los temas agrícolas. Pero otros compañeros lo llevaban mucho peor.

En cualquier caso, reconozco que la preparación teórica fue muy buena. Solo faltaba la parte práctica y poder realizar prácticas en empresas.

¿Qué te hizo decidirte por la FP?

Hice un máster en Agrónomos sobre el tema de la vid y el vino, nuevamente todo muy teórico. Un día mi novia me dijo que en FP había un curso de 1 año para hacerse bodeguero. Y allí me fui.

¿Qué ciclos se adaptaban a tu perfil?

El mío era un ciclo de grado medio que se impartía en La Escuela de La Vid, cuyas instalaciones están en La Casa de Campo de Madrid.

¿Cómo fue la experiencia?

Muy buena. Había una parte teórica, pero sobre todo práctica. Lo primero que nos hicieron llevar fue un mono de trabajo y unas botas de goma y descargaron unos camiones de uva para hacer vino. Y allí lo hacíamos nosotros todo, con un profesor que revisaba. Desde la fermentación hasta el filtrado... todo pasó por nuestras manos. Pasabas de la teoría a la práctica y de la práctica a la teoría a diario. Fue estupendo y los profesores también.

¿Qué tipo de alumnado encontraste en el aula?

De todo. Había algunos jubilados, un ama de casa, un par de pilotos de Iberia y el grupo más numeroso estaba formado por muchachos que venían de distintas partes de España (León, Valladolid, Zaragoza...) que tenían relación con el mundo del vino y estaban allí para prepararse para el mercado laboral.

¿Qué te aportaron las prácticas en la empresa al finalizar el ciclo?

Ver cómo se trabajaba en la vida real. No siempre venía todo rodado, al contrario, solían surgir contratiempos... desde una avería en la maquinaria, hasta un retraso a lo hora de recibir las etiquetas para poder empezar a embotellar. Y allí había que sacar las cosas adelante, claro.

¿Cómo fue la tutorización de las prácticas en la empresa?

Allí nadie estaba encima de ti. Te lo explicaban una vez y luego te ponías a trabajar codo con codo con los demás. Eras uno más. Andabas espabilado para no cometer errores y, si alguna vez metí la pata, no hubo broncas de ninguna clase, se solucionaba el desaguisado y se seguía adelante.

¿Crees que las prácticas en la empresa pueden sustituir, en parte, la formación en el centro educativo?

No sabría qué decir. En mi caso concreto la formación en el centro me permitió sacar el mayor partido a las prácticas posteriores en la empresa.

¿Qué aportó a tu empleabilidad tener la doble titulación?

Empecé trabajando como bodeguero, pero hubo un momento que hizo falta un enólogo para hacerse cargo de la bodega y también para ayudar al encargado de viña con el campo. Y allí estaba yo. No era licenciado en enología, pero los conocimientos adquiridos en FP, mas los de ser Ingeniero Agrícola me permitieron dar el paso al frente. Bueno, no negaré que la primera campaña estuve un poco agobiado intentando sacar adelante la vendimia, pero tenía buena preparación y salí adelante.

¿Cuál es tu experiencia actual en la bodega? ¿Qué aportó la formación FP para tu práctica profesional actual?

Ahora mismo llevo toda la parte técnica en bodega. También me toca viajar con frecuencia al extranjero para ayudar a comercializar el vino. A los clientes les gusta hablar directamente con el enólogo, les interesa saber todo sobre el vino que van a comprar y tú eres el que mejor lo sabes.

La FP, simple y llanamente, me aportó poder estar hoy aquí, con trabajo. También el poder desenvolverme en bodega. El saber decir qué hacer al bodeguero que actualmente ocupa el puesto que un día fue el mío. En campo, lo mismo. Los trabajadores saben que cuando les digo que hay que hacer algo lo hago con conocimiento de causa y que, además, lo que ellos hacen yo lo puedo hacer. No les pido nada que no pudiese hacer yo, y eso lo agradecen. Y si alguno está enfermo y se tercia, su trabajo lo hago yo. Aquí los anillos no se nos caen a nadie.

¿Tienes perfil en redes? ¿Lo utilizas en tu práctica profesional?

Empecé hace poco. Cada vez le dedico más tiempo, pero reconozco que es algo que lo he tenido muy dejado.


Y un blog que he comenzado hace poco: rastrojera.blogspot.com

¿Alguna recomendación para los jóvenes, o no tanto, gente que se están preparando hoy en día  para el mercado laboral?

Sí, que sepan idiomas. Está muy manido pero, realmente, el salto cualitativo entre saber desenvolverte en inglés y no hacerlo es una diferencia sustancial a la hora de una posible mejora laboral.

Muchas gracias, Raúl, por contestar a estas preguntas en un momento de mucho trabajo en el campo, justo en época de vendimia. Esperamos que tu testimonio sea de utilidad para aquellos universitarios que buscan una cualificación real que les acerque a un puesto de trabajo: la FP es una vía para ello. Te seguiremos a través de las redes.

Enlace al album de fotos de la vendimia 2014 de Raúl Galán

No hay comentarios:

Publicar un comentario