lunes, 18 de noviembre de 2013

La revolución de las impresoras 3D

Que las impresoras 3D van a suponer una revolución ya lo sabíamos, pero que la evolución exponencial de esta tecnología, permita a día de hoy fabricar la primera arma de metal, mejorando la ya conocida pistola de plástico de "The Liberator" supera todas las predicciones.

Esta tecnología supone todo un reto que nos hace reflexionar sobre el futuro de nuestro alumnado de Formación Profesional y los retos que les esperan en este mundo globalizado. ¿Desplazarán las impresoras 3D compartidas los centros de producción mundial? ¿Seremos capaz de construir nuestros propios recursos sin recurrir a un gran fábrica? Yo creo que por aquí van los tiros...

Leer más...

2 comentarios:

  1. Hola, muy interesante el artículo. Creo que no desplazarán las grandes cadenas productivas, sino que se adaptarán para dar servicio a otro tipo de necesidades. Por ejemplo, probablemente se sigan construyendo los coches de igual manera, pero habrá un catálogo de piezas descargables (como ahora son los drivers) que se puedan fabricar en casa (la tapa del depósito de combustible, una manilla del portón...) es muy muy interesante la que se avecina con esto del 3D.

    ResponderEliminar
  2. Filadelfia prohibe armas impresas en 3D, ¿debería preocuparnos?

    El precedente que puede crear esta decisión debería darnos mucho miedo porque la época de las prohibiciones basadas en el miedo a la tecnología puede que sólo acabe de comenzar.

    Hay que mirar las innovaciones tecnológicas desde un punto de vista práctico y no desde el destructivo. Con una impresora 3D se pueden hacer muchas cosas, armas por supuesto, pero también venas artificiales para transplantes o incluso órganos funcionales que salvarían vidas, muchas vidas humanas. El problema no está en las impresoras 3D, sino en el uso que le demos a ellas.


    http://www.phillymag.com/news/2013/05/10/3d-printed-gun-3d-printers-staples/

    ResponderEliminar